Novedades en el licenciamiento de Microsoft

Por el Ing. Horacio Biscoglio, director de CIT

El licenciamiento siempre ha sido un concepto complejo de entender para el usuario final. Sin embargo, hasta hace poco tiempo podía simplificarse diciendo que una máquina, necesitaba una licencia para hacer uso de un nuevo software.

Este modelo ha sufrido un cambio radical. La tecnología evolucionó, trayendo novedades como la virtualización, posibilitada por el crecimiento de la capacidad ociosa del hardware. Hoy en día, pensar en un equipo para una única instalación, ya nos parece un desperdicio de recursos.

El otro elemento que contribuyó a ese cambio del mapa del licenciamiento, fue la cantidad de posibilidades que nos dan las herramientas informáticas: las soluciones que instalamos tienen normalmente muchas más funcionalidades que las que vamos a necesitar. Por tanto, las empresas han planteado la pregunta correcta: ¿no correspondería pagar sólo por las que requiero y no por todo el paquete?

Como vemos, tanto la evolución del hardware como del software, hoy nos exponen a graves errores de inversión ante la incorporación de tecnología a nuestra organización. Por eso, en forma proporcional a estos avances, ha crecido la figura del consultor experto, que puede medir fehacientemente las necesidades corporativas y devolvernos un listado de requerimientos que disminuyan el costo de cada actualización tecnológica y, a la vez, redunde en eficiencia operativa. En otras palabras: mayor ahorro económico y mayor rendimiento.

A continuación, mencionaremos algunas de las premisas elementales a la hora de evaluar licencias para una empresa. En este caso, por la especialización de Consultores en IT, nos basaremos en la experiencia Microsoft.

Conceptos básicos

  • Software Legal no es Microsoft: debido a que en prácticamente todas las empresas se utiliza software Microsoft, suele vinculárselos. Pero en realidad Software Legal es una organización que nuclea a empresas desarrolladoras de software, entre las que se encuentra Microsoft, y su objetivo es evitar la piratería del soft desarrollado por éstas.
  • Cada empresa desarrolladora tiene su propia política de licenciamiento, por tanto, decide cómo y de qué manera debe licenciarse la instalación y uso de sus programas. Esto exige un conocimiento particular para cada tipo de software que se instale en la organización.
  • En PC’s, notebooks y dispositivos individuales sólo se licencian los productos que se les instalen. En el caso de los servidores, además de la licencia por el software instalado, debe agregarse otra por el uso que se hace de esos productos. Esto puede medirse por la capacidad del servidor o por la cantidad de usuarios que se conecten al mismo. A estas licencias se las denomina CALs (Licencias de Acceso Cliente).

.

Lo nuevo en Microsoft

  • A partir de ahora, en el licenciamiento de sistemas operativos de servidores Microsoft, se debe tener en cuenta la cantidad de procesadores físicos con los que cuenta el servidor y la cantidad de instalaciones virtuales que alojará. Por ejemplo, Windows Server 2012 estándar nos permite realizar una instalación en el equipo físico y sobre ella una instalación virtual, es decir, dos instalaciones en el mismo equipo. Sin embargo, si la infraestructura de virtualización fuese de otro proveedor, la misma versión solo nos permitirá una instalación virtual.
  • Con respecto al licenciamiento de sistemas operativos de escritorio, si están virtualizados deberemos empaparnos bien en los conceptos VDA (Virtual Desktop Acess), VDI (Virtual Desktop Infraestructure) y SA (Software Assurance) para identificar acertadamente cuál aplica en cada caso.
  • Base de datos: la versión 2012 de Microsoft SQL incorporó muchos cambios con respecto al modelo de licenciamiento. Los más significativos son la inclusión de Bussiness Inteligen, como una nueva version y la del cambio en el modelo de licenciamiento por procesador, dónde se empieza a tener en cuenta la cantidad de cores.
  • SharePoint Server tiene, sin lugar a dudas, el modelo más complejo de licenciamiento. Tal vez el punto destacable sea que, dependiendo de las herramientas a utilizar, para cada usuario que se conecte se deben efectuar dos licenciamientos, uno estándar y otro enterprise.

.

Para terminar, no quisiera despedirme sin mencionar un tema que, si bien no está relacionado con Microsoft, suele consultarse en forma frecuente: el de los antivirus gratuitos. ¿Por qué instalar uno de pago si el gratuito funciona bien? Parece una pregunta lógica, pero lo que la mayoría desconoce es que el modelo de licenciamiento de los antivirus especifica que sólo es gratuito para uso personal, pero no para uso comercial, por lo que, quien instala un antivirus gratuito en una empresa u organización, por lo general está infringiendo el modelo de licenciamiento.

0 Comentarios

Deja un comentario